Metodología sin zanja

Primus Line® se instala sin zanja. Eso significa: No más excavaciones de cientos de metros o varios kilómetros de longitud.

Dos pozos o arquetas ya existentes son suficientes para la rehabilitación de tuberías de presión. Descubra aquí cómo funciona la rehabilitación sin zanja con Primus Line®.

Preparación

Interrupción del suministro

Antes de que pueda comenzar la rehabilitación, se debe interrumpir el suministro de la tubería de acuerdo con la normativa y los estándares aplicables.

Queda a decisión del operador establecer o no un suministro provisional.

Habilitando el acceso

Pequeños pozos excavados o arquetas existentes: eso es todo el espacio necesario para la instalación de Primus Line®. Solo se requieren dos para cada sección de rehabilitación. Si es existen elementos singulares en el trayecto de la línea, por ejemplo, derivaciones, es posible que se necesiten pozos adicionales.

Los cabrestantes se colocan en el pozo inicial y final para llevar a cabo los siguientes pasos de trabajo.

Inspección de la tubería huésped

No es de extrañar encontrar incrustaciones en tuberías antiguas. Una imagen clara de las condiciones del tramo a rehabilitar, es de gran importancia para una instalación exitosa de Primus Line®.

Los sistemas de inspección visual con cámaras de alta resolución y un amplio rango de movimiento, no solo proporcionan grabaciones detalladas del interior de la tubería que son esenciales para una preparación precisa de la limpieza de la tubería, sino que también tiran de la cuerda guía para los cabrestantes colocados al inicio y al final del pozo.

Limpieza de la tubería huésped

Procedimientos mecánicos probados con raspadores de acero y discos de goma, limpian de manera fiable la tubería de incrustaciones y sedimentos sueltos.

De esa forma se establece el diámetro interior libre para la instalación de la tubería Primus Line.

Instalación

Instalación de la tubería

Montaje del cabezal de tracción

Antes de la instalación, la tubería es equipada con un cabezal de tracción diseñado para fuerzas de hasta 100 kN. Un eslabón giratorio en la conexión para la tracción con los cabrestantes, evita que la tubería se tuerza en su camino desde el pozo inicial al pozo final.

Instalación

El tubería se entrega plegada. De esta forma, Primus Line® se puede instalar incluso en tuberías con el mismo diámetro nominal.

La cinta adhesiva mantiene el tubería en forma de U hasta que se presuriza con unos 500 mbar. Posteriormente adopta su forma redondeada.

Montaje de los conectores

Montaje del M-Connector

Los M-Connectors de Primus Line constan de un casquillo y un núcleo. Con el M-Connector se establece una conexión, a prueba de fuerzas externas, entre tubería Primus Line y el conector presionando hidráulicamente el núcleo hacia el interior del casquillo.

Atornillada la brida a la tubería huésped, se establece una conexión a prueba de fuerzas externas y libre de fugas.

Montaje del R-Connector

Los R-Connectors de Primus Line constan de un núcleo y un casquillo.

Con los R-Connectors el núcleo se coloca primero en el casquillo con un componente antifricción. El casquillo tiene una cubierta de acero maleable en el interior que empuja sobre la tubería Primus Line y hacia una hendidura en el núcleo mediante una resina de dos componentes. El resultado es una unidad de tubería y conector a prueba de fuerzas externas.

La conexión, totalmente a prueba de fugas, queda establecida con la tubería huesped mediante una brida o una solución soldada.

Prueba de presión

La prueba de presión de acuerdo con la normativa y estándares aplicables para medios líquidos y gaseosos asegura la estabilidad y especialmente la estanqueidad de la sección rehabilitada con Primus Line®. Además, en aplicaciones de agua la tubería es desinfectada.

Restablecimiento de la tubería rehabilitada

Integración del elemento de conexión

Para que la conducción vuelva a estar en servicio correctamente, se instala un elemento de conexión entre el tramo rehabilitado y la red de tuberías de presión.

Documentación completa

Toda la instalación está acompañada de documentación detallada, desde la inspección hasta la prueba de presión.

Su lista de seguimiento